Por qué Hygge debería ser la palabra a conocer este año

 

Hygge es una palabra en noruego y holandés que ejemplifica el confort y la comodidad. Cuando estás en estos espacios, el mundo se siente satisfecho mientras buscas momentos de salud y bienestar. Aunque no siempre ha sido un componente esencial de estas culturas, su popularidad ha ido en aumento desde finales de los años 20. th siglo.

La palabra se traduce literalmente como "dar alegría, consuelo y valor". En el idioma nórdico antiguo, significa "pensar".

Si estás interesado en añadir más hygge a tus espacios vitales, aquí tienes algunas ideas que te ayudarán a dar rienda suelta a tu creatividad.

Cómo establecer el Hygge en casa

El Hygge comienza con tu perspectiva. Dado que su objetivo es promover la calma y la calidez, querrás encontrar formas de incorporar el concepto a tu mentalidad.

Puedes conseguir ese resultado dedicándote más tiempo a ti mismo. Empieza por disfrutar de un nuevo libro, encender la parrilla o estar presente y agradecido en el momento actual. El Hygge consiste en disfrutar de los placeres sencillos de la vida con la familia y los amigos.

Aquí tienes algunos consejos de decoración para el hogar que debes tener en cuenta si tus espacios vitales necesitan un poco de ayuda.

1. Mantén los colores neutros.

El Hygge funciona mejor cuando la combinación de colores se mantiene algo neutral. No querrás que los tonos de la habitación resulten abrumadores cuando el objetivo es crear paz. Los tonos pastel sencillos, como el crema o el gris claro, crearán las zonas confortables que desea.

2. Adopte los conceptos de comodidad.

¿Qué artículos le hacen sentirse cálido y cómodo en casa? Para mucha gente, hygge es la idea de acurrucarse con almohadas y mantas en el sofá mientras se lee un libro o se ve una película favorita. Si tienes pequeños rincones o un mirador, puedes convertir estos lugares en un sitio divertido para tomar un chocolate caliente y relajarte.

3. Utiliza las velas con imprudencia.

Cuando añades velas a una habitación, creas un ambiente único que invita a la calidez y la unión. Si añades pequeños faroles y soportes que te permitan quemarlos con seguridad, verás que el suave resplandor funciona mucho mejor que la iluminación artificial para captar el ambiente que deseas.

Si alquilas tu casa en lugar de ser propietario, es posible que el contrato de alquiler te pida que no quemes velas. Puedes replicar esta idea utilizando luces centelleantes. Conseguirás un brillo festivo perfecto para cada lugar de reunión.

4. Enciende un fuego.

Si tienes una chimenea en casa, considera la posibilidad de encender un fuego por la noche para crear un ambiente relajante. Crea una calidez natural y una unión que anima a la gente a reunirse junto a ella mientras charlan sobre el día. Puedes jugar a juegos de mesa, disfrutar de una sidra caliente o acurrucarte con tu pareja.

5. Añade texturas a tu habitación.

Aunque la textura no es el primer concepto hygge a tener en cuenta, puede añadir ese toque final perfecto cuando se quiere un diseño minimalista. Los elementos naturales, como la lana o la madera, proporcionan una sensación de estar al aire libre mientras se disfruta de un lugar acogedor.

¿Cómo te ves añadiendo algo de hygge a la decoración de tu casa?

Entradas relacionadas